21.5 C
Madrid
26 mayo 2024

Fuerzas rusas entran en una base militar en Níger que alberga a soldados de EE.UU

SEGUIR LEYENDO

EE.UU. advierte de un «ataque inminente» por parte de Wagner a sus tropas en Níger

En Washington están cada vez más preocupados de que los soldados rusos del grupo Wagner en Níger tomen medidas para antagonizar a las tropas de EE.UU desplegadas en el país del Sahel, lo que obligará a Estados Unidos a responder militarmente, según informó Político.

EE.UU, según Político, le preocupa que los combatientes rusos, que están estacionados en la misma base aérea que las tropas estadounidenses en la capital de Niamey, adopten comportamientos perturbadores, como conducir agresivamente o acosar a las tropas estadounidenses en los puestos de control.

La inteligencia norteamericana subraya que los soldados rusos no representan una amenaza inmediata para las tropas estadounidenses. Pero incluso pequeños encontronazos aumentarían el riesgo de una confrontación que podría resultar en un intercambio de disparos.

Los soldados rusos y de EE.UU están residiendo en el mismo lugar (la Base 101, adjunta al aeropuerto internacional de Niamey) durante las últimas semanas. Los combatientes rusos comenzaron a llegar en abril por invitación de la junta militar de Níger, poco después de que ésta pidiera la suspensión del acuerdo que regía la presencia de tropas estadounidenses en el país. Las tropas estadounidenses están haciendo preparativos para abandonar Níger, pero no tienen fecha específica para su salida, dijo un funcionario del Departamento de Defensa de EE.UU.

Los posibles choques armados entre tropas de EE.UU rusas en Níger aumentarían significativamente las tensiones entre los dos países en un momento en que su relación es cada vez más tensa por la guerra en Ucrania. La última vez que tropas estadounidenses y rusas estuvieron estacionadas tan cerca en Siria, las dos partes entablaron un intenso tiroteo que amenazó con un gran conflicto armado directo.

Hay entre 60 y 100 rusos en Niamey, dijo el primer secretario del Departamento de Defensa norteamericana.

Los funcionarios estadounidenses intentaron llegar a un acuerdo con la junta militar de Níger que les permitiría permanecer en el país, presionando a sus líderes para que aceptaran una hoja de ruta que eventualmente conduciría a un retorno al gobierno democrático. Si bien Washington todavía está intentando negociar, la junta hasta ahora se ha negado a aceptar esos términos y ha contratado a paramilitares rusos para ayudar a entrenar a sus tropas y proporcionarles armas.

La presencia de combatientes paramilitares rusos en la misma base que las tropas estadounidenses es un símbolo del problema más amplio que enfrenta la administración Biden en África. Moscú está forjando cada vez más asociaciones con gobiernos golpistas, proporcionando armas y seguridad a los ejércitos en un momento en que la ley estadounidense prohíbe ese apoyo.

El Consejo de Seguridad Nacional y la CIA declinaron hacer comentarios. Los portavoces de las embajadas de Rusia y Níger no respondieron a las solicitudes de comentarios de la prensa.

Los funcionarios estadounidenses creen que el grupo paramilitar ruso en Níger también participará en misiones políticas bajo la dirección de Moscú para alentar al gobierno nigerino a interferir con la misión estadounidense en Niamey y tratar de forzar la retirada de las tropas estadounidenses del país.

Las fuerzas rusas se encuentran en Niamey para entrenar y asesorar a las fuerzas armadas nigerinas. Uno de los dos funcionarios estadounidenses dijo a Político que se espera que los rusos ayuden a los soldados nigerinos a entrenarse en defensa aérea.

A los funcionarios estadounidenses también les preocupa que las fuerzas rusas estén en condiciones de apoderarse de los complejos y equipos militares estadounidenses cuando las tropas estadounidenses se retiren, dijo un segundo funcionario del Departamento de Defensa.

El secretario de Defensa de EE.UU, Lloyd Austin, confirmó el jueves la noticia de que las fuerzas rusas se habían trasladado a la Base Aérea 101, una base de la Fuerza Aérea de Níger ubicada en el aeropuerto internacional de Niamey. «Los rusos están en un recinto separado y no tienen acceso a las fuerzas o equipos militares estadounidenses», dijo.

“Siempre estoy centrado en la seguridad y la protección de nuestras tropas, algo que seguiremos vigilando. Pero en este momento, no veo un problema significativo aquí en términos de la protección de nuestra fuerza”, dijo Austin en una rueda de prensa conjunta con sus homólogos australianos, japoneses y filipinos en Honolulu, Hawaii.

Los funcionarios estadounidenses están más preocupados de que las fuerzas rusas busquen explotar al pueblo y los recursos nigerinos, como lo han hecho en otras naciones africanas inestables.

¡Tú haces el periodismo libre!


Su generosidad nos permite avanzar en nuestra misión y trabajar hacia un futuro mejor para todos. 

Nuestra campaña se centra en promover la justicia, la paz y los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Creemos firmemente en la importancia de comprender el origen y la complejidad de este conflicto para poder abordarlo de manera efectiva y trabajar hacia una solución que respete los derechos y la dignidad de todas las partes involucradas.

Tu generosidad y apoyo son esenciales para nuestro trabajo. Con tu ayuda, podemos amplificar nuestras voces, concienciar sobre la situación en el Sáhara Occidental, proporcionar asistencia humanitaria a quienes la necesitan y abogar por una resolución pacífica y justa del conflicto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS