19.2 C
Madrid
20 junio 2024

En memoria de Mah Iahdih Nan

SEGUIR LEYENDO

Por Brahim Salem Buseif

El pasado dos de mayo, recibimos la trágica y dolorosa noticia del fallecimiento de nuestro querido hermano Mah lahdih Nan, embajador residente de la República Saharaui en la República de Colombia, noticia que nos encubrió con un oscuro manto de tristeza. Todos lamentamos la irreparable pérdida del vaieroso personaje.

Algunos, como es mi caso, hemos conocido su obra antes de encontrarlo personalmente: Mah, un intrépido jinete, irrumpió, pluma en ristre y espada desenvainada, en la batalla de resistencia que su pueblo emprende contra la ocupación marroquí, luchando con destreza y valor, arrollando y dispersando las filas enemigas. Así fue como se presentó y, por supuesto, tuvo una calurosa bienvenida.

Echaremos de menos la ardiente prosa de sus artículos, látigo con el que solía fustigar al ocupante invasor de su querida patria, desvelando las fechorías que comete, denunciando sus continuos abusos y atropellos de los derechos humanos y su insaciable codicia en el saqueo de los recursos naturales del pueblo saharaui.

Echaremos de menos, también, los editoriales y la narrativa de su portal, mordáces y punzantes para la propaganda y la desinformación del Majzén y un continúo azote a su intento de imponer el hecho consumado.

El difunto Mah, además de estar, continuamente, atacando al enemigo, también aportaba ideas en sus reflexiones para fortalecer la organización.

En la última reunión de exteriores el año pasado, llamé la atención y subrayado la pertinencia y la utilidad de una propuesta suya para la institución de una medalla al mérito y a la dedicación en el cumplimiento del deber, dándole el nombre de El Mehdi Mohamed Lamin, un compañero suyo de estudios fallecido, sobre cuya excelente conducta y entrega en el trabajo existe una unanimidad total a nivel nacional.

Una persona con estas características, es natural que haya gozado de la aceptación y la calurosa acogida de sus compatriotas, por ello, su designación en la tarea de embajador tuvo plena aprobación. Su talento y buenos modales ya indicaban que se trataba de un diplomático nato. Su lamentable muerte, a tan temprana edad, nos deja un gran vacío.

Dado que los actos evocan y sacan a colación sus opuestos, cabe señalar el contraste entre la actitud ejemplar del difunto, concentrando todos sus esfuerzos y atención en el enfrentamiento con el ocupante invasor, con el comportamiento, insólito y anormal, de aquellos que siempre están al acecho de nuestros errores y se dedican a divulgarlos, proporcionándole munición al enemigo en tiempos de guerra.

En el mejor de los casos, tales sujetos deben ser idiotas e ignorantes ya que, de no serlo, serían agentes a sueldo del enemigo porque, como bien dijo Muhammad Algazali: «para que trabajes para tu enemigo, no es necesario que seas su agente, ¡bastaría con que fueras idiota!»

En homenaje y tributo a la memoria de Mah, denunciamos y condenamos dicho comportamiento anómalo, que supone un incordio y un estorbo a quienes, en la misma senda del difunto, obran para liberar la Patria.

Emplazamos y pedimos a la juventud a seguir su modélica conducta, suplicamos al Todopoderoso que lo colme de su inmensa misericordia y transmitimos, al pueblo saharaui y a toda su familia, nuestro más sentido pésame.

Elegía

Agradable y sonriente
a Mah recordaremos,
su bella prosa valiente
de menos, mucho, echaremos.

Perspicaz y con criterio
escritos nos ha dejado,
su opinión y magisterio

todo un rico legado.

Su prosa, un látigo duro,
que fustiga al invasor,
denuncia detrás del muro
la represión y el horror.

Un hombre comprometido
con su pueblo y con su causa,
jamás ha retrocedido
ni en su tesón hubo pausa.

Qué pena que hayas ido
tan joven y tan temprano,
nuestro pésame es sentido
por la ausencia de un hermano.

Fue diplomático nato
por sus modales y estilo,
lo grato que es su relato
bien sosegado, tranquilo.

¡Jóvenes, sigan su ejemplo

que así se adquiere el valor
y, así, se cimenta el templo
del triunfo y el honor.!

¡Tú haces el periodismo libre!


Su generosidad nos permite avanzar en nuestra misión y trabajar hacia un futuro mejor para todos. 

Nuestra campaña se centra en promover la justicia, la paz y los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Creemos firmemente en la importancia de comprender el origen y la complejidad de este conflicto para poder abordarlo de manera efectiva y trabajar hacia una solución que respete los derechos y la dignidad de todas las partes involucradas.

Tu generosidad y apoyo son esenciales para nuestro trabajo. Con tu ayuda, podemos amplificar nuestras voces, concienciar sobre la situación en el Sáhara Occidental, proporcionar asistencia humanitaria a quienes la necesitan y abogar por una resolución pacífica y justa del conflicto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS