22.1 C
Madrid
27 mayo 2024

La red de espías marroquíes infiltrados sigilosamente en la ONU para vigilar al POLISARIO, al descubierto

SEGUIR LEYENDO

Varios presuntos espías de Marruecos integrados en su legación diplomática en la ONU fueron capturados por las cámaras de los pasillos de la sede del Consejo de Seguridad fotografiando al representante del Frente Polisario ante Naciones Unidas, Dr. Sidi Mohamed Omar, mientras conversaba con el enviado del Secretario General de la ONU, Staffan de Mistura, y su equipo fuera de la sala de reuniones.

Bajo la presidencia de Malta, el Consejo de Seguridad de la ONU celebró este martes 16 de Abril consultas a puerta cerrada sobre la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO). Staffan ha hablado poco de las visitas a la región y sus reuniones con los actores claves y reveló que no tiene nada que proponer mientras Marruecos le impone su agenda colonial.

Poco después de finalizar esa reunión a puerta cerrada, individuos con acreditación diplomática «presuntamente pertenecientes a la misión permanente de Marruecos ante la ONU», fueron capturados por las cámaras en los pasillos de la sede del Consejo de Seguridad grabando de cerca al representante del Frente POLISARIO en la ONU, Dr. Sidi Omar, mientras saludaba al diplomático ítalo-sueco Staffan de Mistura. 

En realidad eran agentes de inteligencia exterior marroquí (DGED), que viven en Nueva York bajo identidades diplomáticas. Se encargan de buscar y recabar información sobre los movimientos de los diplomáticos del Frente POLISARIO en la ONU. Los casos, según explica un experto en el Magreb a ECS, demuestran que, a medida que aumentan las tensiones en el Sáhara Occidental y el fracaso de la diplomacia marroquí al respecto, Marruecos está intensificando su famoso programa de «diplomáticos ilegales», o espías que viven con identidades falsas, para infiltrarse en los pasillos y las oficinas de la ONU haciéndose pasar por diplomáticos.

Es un método en el que Rabat ha confiado desde los primeros días de la ocupación de la antigua colonia española, con sus agentes «encubiertos» representados en misiones diplomáticas de su país, en las agencias de noticias extranjeras, en la banca africana y en las cadenas de televisión en Occidente.

En el momento en el que Staffan de Mistura saludaba al representante del Frente POLISARIO frente a la sala de reuniones del Consejo de Seguridad, una agente marroquí les estaba sacando fotos sin darse cuenta de que era una transmisión en directo. Luego, éste (agente) no se percató y siguió grabando la conversación privada entre el diplomático saharaui y el enviado de la ONU.

Los espías marroquíes desplegados en el extranjero se dividen en dos categorías. La mayoría son «legales«, enviados a embajadas extranjeras para ocupar aparentemente puestos diplomáticos mientras recopilan información en secreto sobre el Frente POLISARIO, los opositores del régimen y los súbditos de «su Majestad» en el extranjero. También hay agentes «encubiertos», o «ilegales», que viven con identidades falsas, a veces durante años.

Los Gobiernos europeos han expulsado en los últimos años a un puñal de diplomáticos marroquíes a los que han acusado de ser «legales» que trabajan para la agencia de inteligencia DGED

Rabat tiene desplegados en Europa cerca de 200 agentes secretos acreditados en sus embajadas y consulados repartidos por todo el continente viejo. A continuación explicamos los dos casos mas recientes y conocidos.

Por ejemplo de entre todos los espías que trabajan ocultos bajo otras identidades en España, probablemente los agentes de Marruecos sean de los más perseverantes. El Centro Nacional de Inteligencia Español (CNI) ha descubierto y destapado las actividades de al menos siete (7) espías marroquíes a lo largo de los últimos 10 años en España, según una investigación del diario a EL ESPAÑOL.

Caso más reciente. En Bélgica por ejemplo, un agente de la inteligencia marroquí que supervisó, a partir de 2019, la trama de corrupción en el Parlamento Europeo en favor de Marruecos se llama Mohamed Belahrech

El diario El Confidencial la describió como un viejo conocido del Centro Nacional de Inteligencia español (CNI) y de la Dirección General de la Seguridad Interior de Francia (DGSI), según fuentes de la Justicia belga. El agente marroquí operó en suelo europeo en la década pasada, primero en Barcelona (España) y después en el aeropuerto parisino de Orly (Francia). El único interlocutor de la trama de corrupción a favor de Marruecos en el Parlamento Europeo es nada más y nada menos que Abderrahim Atmoun, embajador marroquí en Polonia y desde 2016 diputado en Rabat.

Según el rotativo español«la cooperación con Israel en el ámbito de la Inteligencia les ha dado alas a Marruecos y también se consideran políticamente inmunes», explicó Aboubakr Jamai, director de Programas Internacionales del Instituto Universitario Americano de Aix-en-Povence. Y concluye; «Por eso están franqueando algunas líneas rojas».

¡Tú haces el periodismo libre!


Su generosidad nos permite avanzar en nuestra misión y trabajar hacia un futuro mejor para todos. 

Nuestra campaña se centra en promover la justicia, la paz y los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Creemos firmemente en la importancia de comprender el origen y la complejidad de este conflicto para poder abordarlo de manera efectiva y trabajar hacia una solución que respete los derechos y la dignidad de todas las partes involucradas.

Tu generosidad y apoyo son esenciales para nuestro trabajo. Con tu ayuda, podemos amplificar nuestras voces, concienciar sobre la situación en el Sáhara Occidental, proporcionar asistencia humanitaria a quienes la necesitan y abogar por una resolución pacífica y justa del conflicto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS