18 C
Madrid
21 mayo 2024

¿Quién es Abou Houzeifa, el yihadista marroquí abatido por las fuerzas malienses en Ménaka, Malí?

SEGUIR LEYENDO

Por Lehbib Abdelhay – Sahel

¿Quién es Abou Houzeifa, el yihadista de nacionalidad marroquí, conocido como “El Higgo”. El destacado líder militar de la provincia de ISIS-Sahel que fue abatido por el ejército de Malí y las milicias del MSA?

Se trata de Abou Houzeifa, conocido como «El Higgo» (Hugo). Nació en el año de 1976 en el norte de Marruecos. No era el líder militar principal de ISIS en el Sahel. Durante la época de Abu al-Walid Al Saharaui, el ex emir de ISIS-SAHEL, “El Higgo» era su guardaespaldas personal debido a sus conocimientos de las artes marciales, y tras el asesinato del ex emir de ISIS-Sahel a manos del Ejército francés, Abou Houzeifa fue designado como comandante de un pequeño grupo de yihadistas mayoritariamente de etnia fulani (Peul) que actuaba en Ménaka, en la región Gourma-Liptako, el triángulo del terror, en la frontera entre los tres países, Malí, Níger y Burkina Faso.

Nacido en el norte de Marruecos, Abou Houzeifa (El Higgo) se unió al Movimiento por la Unificación de la Yihad en África Occidental (MUYAO) junto con otro marroquí llamado Abou Aisha. «El Higgo» fue capturado en 2022 por el ejército maliense y liberado poco tiempo después en un acuerdo de intercambio de prisioneros. Tanto el «El Higgo» como Abou Aisha son los dos marroquíes que formaron parte de ISIS en el Gran Sahara (ISGS) hasta 2019.

El nacimiento y desaparición de la MUYAO están envueltos en misterios bien guardados, prueba de ello es que los únicos actos terroristas de este grupo consistieron en atentados terroristas en el sur de Argelia, así como en el secuestro de cooperantes humanitarios europeos en los campamentos de refugiados saharauis en 2011. Este grupo acabó desapareciendo discretamente, dividiéndose y fusionándose con otros grupos terroristas, para borrar sus huellas y evitar que los investigadores recurrieran a los servicios secretos de Marruecos.

En el año 2012/2013 se unió a «El Higgo» otro yihadista marroquí (Abu Aisha), procedente de la frontera marroquí-argelina, y posteriormente entró ilegalmente en Mali por los pasos fronterizos, concretamente por Burj Baji Mojtar. Los dos vivían en la ciudad de Gao, Malí, durante el establecimiento de la MUYAO, y después de eso pasaron a formar parte de las filas del ISIS, provincia del Sahel. Abou Aisha sigue vivo y dirige una rama saheliana del SISI que lucha en aldeas como Tamlat y Enderamboukane, en Ménaka.

Malí confirma la muerte de un líder militar de Estado Islámico en el Sahel

A finales de 2011 y por primera y última vez, las zarpas del terrorismo golpean los campamentos saharauis. Ciertamente, el ataque es descrito como el golpe más duro que el Frente Polisario haya recibido en decenas de años, puesto que atacó el sistema neuronal de las ayudas humanitarias de las que depende la población saharaui en el exilio. En ese año, Abou Houzeifa, participó en la fundación de la organización de Al MUYAO. Un año después, junto con la organización “Signatarios por la Sangre”, la autora del atentado de Ain Aminas, en Argelia, que dirigía Mokhtar Belmokhtar, deciden aunar sus esfuerzos y fundan Al Murabitun. Esta última se fusiona con JNIM (Al Qaeda) en 2015.

Tras la proclamación del Califato en Irak, el SISI en el Gran Sahara (ISGS), declara su lealtad al Estado Islámico (ISIS), en mayo de 2015. Esta declaración unilateral le va a suponer al ex emir de ISGS un serio enfrentamiento con Belmokhtar (Al Murabitun), lo que termina en la ruptura con ‘Al Murabitun’. Belmokhtar, reitera la vinculación de su grupo con Al Qaeda.

En el terreno, las fuerzas malienses de la Junta militar entendieron que la lucha sería larga. A pesar de las críticas, cooperaron con los tuareg del Movimiento para la Salvación de Azawad (MSA), el Grupo de Autodefensa y Aliados Tuareg Imghad (Gatia) y últimamente hasta con grupos que antes formaban parte de Al Qaeda.

El 16 de septiembre 2021, Abou Houzeifa escapó por poco de una operación de barrido al sur de Ménaka. Logró escapar a pie. Luego fue a Gourma. Tres años después, concretamente el pasado 28 de Abril de 2024 saltaron las alarmas de Malí. Varios foros locales y analistas en asuntos antiterroristas afirman que Abou Houzeifa has muerto en una operación terrestre efectuada por las fuerzas tuareg de MSA entre Ménaka y las fronteras de Níger, la misma noticia fue confirmada horas después por el ejército de Malí (FAMas), en un comunicado publicado en X, antes Twitter. «Abou Houzeifa está muerto». «Se trata de un gran éxito en la lucha contra los grupos terroristas en Mali», dijo Bamako.

El comunicado de FAMAs añade que Abou Houzeifa había llevado a cabo ataques contra la población civil, contra los militares de los países de la región del Sahel y contra las fuerzas extranjeras. «EE.UU puso a su cabeza el precio de 3.400 millones de francos CFA, es decir, 5 millones de dólares (unos 4,6 millones de euros), por su responsabilidad en la muerte de fuerzas especiales americanas en Tongo Tongo, Níger, en octubre de 2017», concluye el comunicado.

¡Tú haces el periodismo libre!


Su generosidad nos permite avanzar en nuestra misión y trabajar hacia un futuro mejor para todos. 

Nuestra campaña se centra en promover la justicia, la paz y los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Creemos firmemente en la importancia de comprender el origen y la complejidad de este conflicto para poder abordarlo de manera efectiva y trabajar hacia una solución que respete los derechos y la dignidad de todas las partes involucradas.

Tu generosidad y apoyo son esenciales para nuestro trabajo. Con tu ayuda, podemos amplificar nuestras voces, concienciar sobre la situación en el Sáhara Occidental, proporcionar asistencia humanitaria a quienes la necesitan y abogar por una resolución pacífica y justa del conflicto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS