10.7 C
Madrid
21 abril 2024

OPINIÓN | Garzón pierde el ACENTO

SEGUIR LEYENDO

Por Héctor Santorum

Madrid (ECS).- El que fuera Ministro de Consumo y Coordinador Federal de Izquierda Unida hasta noviembre de 2023, renuncia a incorporarse en medio de las críticas.

«Alberto Garzón ficha por la ACENTO de los ex-ministros Pepe Blanco (PSOE) y Alfonso Alonso (PP)»

La firma de Blanco y Alfonso ha protagonizado recientemente algunos titulares en los medios por su lobbismo en favor de Marruecos en las instituciones europeas.

Esta noticia ha estremecido el panorama estatal de tal manera, que Garzón se ha visto obligado a renunciar a incorporarse a ACENTO diciendo lo siguiente: «Tras la incomprensión suscitada en el espacio político, y con la intención expresa de no dañar a las organizaciones a las que tanto tiempo y energía he dedicado de mi vida, anuncio mi renuncia a incorporarme como tenía previsto»

Garzón en el 2013 decía lo siguiente sobre las puertas giratorias: «Las puertas giratorias revelan que el bipartidismo apuntala el régimen. Salgado, Solbes, Rato, González, Aznar… Todo por los favores»

La única razón de su renuncia es el escándalo que ha suscitado, por su notable incoherencia. Según confirma el mismo en su texto aclarativo «La impresión general, según me confirmaron diferentes dirigentes políticos, era que se trataba de una decisión que afectaría negativamente al espacio político»

El comunicado «explicativo» es una bofetada a todo militante de base y como dice la camarada Lucía Gutiérrez: «Dejarse la vida en política es acabar de trabajar y dedicarle tu tiempo libre a la militancia, a formarte, a escribir, a estar en los frentes externos, a reunirte horas y horas para decidir la estrategia correcta»

Y que alguno lo tenga que hacer a pesar de direcciones que te dejan con el «culo» al aire con temas como la OTAN, las tanquetas en Cádiz, el Sáhara Occidental e incluso un genocidio en Palestina, sí que es maltrato, nos ha dejado sin los mejores cuadros, que se han bajado del carro, y sí que debería reflexionarse.

A ver si ahora dejarse el tiempo, la energía y la vida es estar liberado para desarrollar la labor militante o cobrar un sueldo de ministro durante 4 años.

En definitiva, este es un episodio más de nuestra izquierda parlamentaria. Según cierta persona, estar en las instituciones era «cabalgar contradicciones», tenemos a una hueste de cowboys parlamentarios.

Respecto a la posibilidad de que Garzón hubiese acabado en una consultoría que hace lobbying para Marruecos. Me gustaría rescatar lo que le respondía a mi compañero Ibrahim hace unos meses, a las siguientes preguntas: ¿Qué están haciendo para evitar la importación de productos provenientes del Sáhara ocupado? ¿Van a sancionar de alguna forma la actividad de empresas españolas en el territorio?

La respuesta de Alberto Garzón fue: “Yo no te puedo responder, a nosotros no nos corresponde esta pregunta porque no tengo competencia sobre eso.”

Cabe preguntarse, si solo fue esto, impostura. Si ese acento debidamente colocado sería un útil más para el lobbismo marroquí. Si la pérdida del ACENTO, es solo temporal, hasta que pasen las elecciones. En definitiva, si es una última contradicción a cabalgar.

¡Tú haces el periodismo libre!


Su generosidad nos permite avanzar en nuestra misión y trabajar hacia un futuro mejor para todos. 

Nuestra campaña se centra en promover la justicia, la paz y los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Creemos firmemente en la importancia de comprender el origen y la complejidad de este conflicto para poder abordarlo de manera efectiva y trabajar hacia una solución que respete los derechos y la dignidad de todas las partes involucradas.

Tu generosidad y apoyo son esenciales para nuestro trabajo. Con tu ayuda, podemos amplificar nuestras voces, concienciar sobre la situación en el Sáhara Occidental, proporcionar asistencia humanitaria a quienes la necesitan y abogar por una resolución pacífica y justa del conflicto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS