16.7 C
Madrid
24 abril 2024

Marruecos recurre a Israel en busca de drones de ataque no tripulados ante el recrudecimiento de la guerra del Sáhara Occidental

SEGUIR LEYENDO


Por Lehbib Abdelhay

Madrid (ECS).- A pesar de la escasez de armamento por parte del Ejército de Liberación Saharaui, los ataques contra las posiciones militares marroquíes en el Sáhara Occidental continúan a lo largo del muro. Y es que la prensa hebrea afirma que Marruecos ha recurrido a Tel Aviv en busca de armamento militar. El jefe del Ejército israelí, el teniente general Aviv Kochavi visitó recientemente a Marruecos en la primera visita de un jefe de las fuerzas armadas israelíes desde que los dos «Okupas» normalizaron relaciones en 2020. Según detalla el diario israelí Haaraetz, la relación entre Israel y Marruecos se remonta a mucho tiempo atrás: «Tel Aviv y Rabat han mantenido siempre vínculos militares encubiertos durante las últimas cuatro décadas y los turistas israelíes han visitado a Marruecos. Las relaciones se estrecharon tras la firma de los Acuerdos de Oslo, rotas tras el estallido de la segunda intifada palestina y retomadas a finales de 2020 cuando Marruecos se convirtió en el cuarto país árabe en adherirse a los Acuerdos de Abraham auspiciados por EE.UU.», dice el rotativo.

El Ejército saharaui continúa sin cesar con sus ataques a las posiciones marroquíes en el Sáhara Occidental. En paralelo, la batalla diplomática encierra a Marruecos. Durante el día de ayer, el norte y el sur del Sáhara Occidental han albergado serios bombardeos. Pese al silencio internacional impuesto a la guerra en curso, el Sáhara Occidental continúa más de un año y medio después de la ruptura del alto el fuego bajo la tensión de las escaramuzas del ejército saharaui sobre las posiciones marroquíes en el muro militar establecido desde hace años en la zona. Los ataques del Ejército Saharaui contra las fuerzas de ocupación marroquíes provocaron pérdidas considerables.

Israel y Marruecos tienen una larga historia de seguridad y cooperación diplomática. El servicio secreto israelí El Mossad operaba una estación en Rabat. Después de la Guerra de los Seis Días, Israel vendió a Marruecos sus excedentes de armas francesas, principalmente tanques y artillería. Los asesores militares israelíes llegaron a Marruecos para ayudar al Ejército marroquí durante la primera guerra del Sáhara Occidental (1975 hasta 1991).


Rabat compró aviones no tripulados israelíes Harop por valor de 22 millones de dólares. Estos son algunos de los sistemas de armas que Israel ha vendido a Marruecos a lo largo de los años, desde drones hasta ciberarmas (los malware):

Drones kamikaze y de reconocimiento

En 2014, Marruecos compró tres drones Heron fabricados por la compañía de defensa israelí «Israel Aerospace Industries» (IAI) por 50 millones de dólares. El UAV Heron, que salió al mercado en el año 2000, puede permanecer en el aire durante 45 horas y alcanzar una altitud de 35.000 pies. Según la información disponible, el acuerdo no fue para drones armados sino para el Heron 1, que está equipado con sensores, que según la compañía hebrea IAI permiten «recopilación de inteligencia compleja, monitoreo, patrullaje e identificación de objetivos y realización de misiones en diferentes terrenos».

Heron incluye, entre otros, sistemas fotográficos que le permiten operar de noche, capturando imágenes por el calor que irradian, por ejemplo vehículos; radar que crea imágenes tridimensionales del terreno y objetos en el suelo; así como equipos para la recopilación de inteligencia electrónica y la interceptación de transmisiones. Los drones que entraron en servicio en el ejército marroquí hace tres años se estarían utilizando para combatir al Ejército Saharaui, que lucha por la independencia del Sáhara Occidental.

Organizaciones de derechos humanos han acusado a Marruecos de una lista de violaciones en la guerra. Los drones han matado hasta ahora a 31 civiles saharauis en varias partes del territorio.

En noviembre pasado, Haaretz reveló que IAI había vendido drones tipo Harop a Marruecos. A diferencia de los drones desarrollados para monitoreo o ataques que están diseñados para regresar a casa después de completar sus misiones, Harop es un dron de «munición merodeadora», más conocido como «dron suicida». En otras palabras, se destruye a sí mismo cuando impacta con un objetivo.

El IAI Harop tiene un tiempo de holgazanería (vuelo) de 6 horas y una autonomía de 1.000 km en ambos sentidos. Es una versión más grande del IAI Harpy y se lanza desde botes terrestres o marinos, pero se puede adaptar para el lanzamiento aéreo. El Harop puede funcionar de forma totalmente autónoma o puede tomar un modo de hombre en el bucle, controlado por un operador remoto. El Harop cuenta con dos modos de guía: puede localizar las emisiones de radio por sí mismo con su sistema de orientación anti-radar, o el operador puede seleccionar objetivos estáticos o en movimiento detectados por el sensor electro-óptico de la aeronave. Este último modo permite al Harop atacar los radares que están actualmente apagados y, por lo tanto, no proporcionan emisiones para que la aeronave se concentre automáticamente. Si un objetivo no está comprometido, el dron regresará y aterrizará en la base.

Entre los países que compraron el Harop se encuentra Azerbaiyán, que los usó para atacar los sistemas de misiles tierra-aire S-300 operados por el ejército armenio cuando los dos países entraron en guerra en 2021 por le monte Karabaj.

Sistema de defensa antimisiles Barak MX

En febrero pasado, se informó que IAI estaba suministrando a Marruecos el Barak MX, un sistema integrado para contrarrestar una amplia gama de amenazas aéreas que van desde helicópteros y aviones hasta drones y misiles de crucero. El sistema se desarrolló originalmente para implementarse en barcos y recientemente se usó para derribar drones lanzados por Hezbolá. Barak MX ha sido adaptado para uso de suelo. Se basa en la integración de los diversos tipos de misiles que le permiten hacer frente a amenazas desde una distancia de hasta 150 kilómetros.

El acuerdo para vender a Marruecos el Barak MX, cuyo valor se estima en cientos de millones de dólares, se cerró durante una visita al país del ministro de Defensa israelí, Benny Gantz. El acuerdo incluye la venta de sistemas de radar fabricados por la subsidiaria IAI Elta Systems y un sistema antidrones fabricado por Skylock. Además, se está trabajando en un proyecto para reformar los aviones de combate F-5 de la Fuerza Aérea Marroquí. El avión, que entró en servicio con la Fuerza Aérea de los EE. UU. durante la Guerra de Vietnam, llegó a Marruecos durante la década de 1970. Los jets envejecidos han estado en uso desde entonces y deben actualizarse.

El software Pegasus

Las herramientas desarrolladas por el Grupo NSO de Israel se han convertido en un símbolo problemático de la industria de guerra cibernética del Estado hebreo. El spyware Pegasus, que se vende solo a organismos gubernamentales de defensa e inteligencia con la aprobación de la Agencia de Control de Exportaciones de Defensa del Ministerio de Defensa, permite al usuario barrer toda la información contenida en un teléfono objetivo y operar de forma remota su micrófono y cámara, sin siendo consciente la víctima. En algunos casos, los teléfonos objetivo pueden ser pirateados sin que el usuario realice ninguna acción, como hacer clic en un enlace malicioso.

La venta de Pegasus a Marruecos, sobre la que habían informado Amnistía Internacional, Citizen Lab y Forbidden Stories, provocó una crisis diplomática con Francia después de que se supo que entre los objetivos de Marruecos se encontraban el propio Emmanuel Macron y 14 de sus ministros. La inteligencia francesa confirmó el hackeo. El software Pegasus se utilizó contra periodistas y activistas de derechos humanos en Marruecos.

Cooperación en inteligencia, seguridad y «diplomacia»

En julio de 2021, un avión de carga marroquí tipo Hércules que transportaba comandos de fuerzas especiales aterrizó en la Base de la Fuerza Aérea Hazor de Israel como parte de un ejercicio de lucha contra el terrorismo en el que Rabat y Tel Aviv participaban junto con Estados Unidos.

Tres años antes, el observatorio argelino menadefense.net publicó un video que mostraba a policías marroquíes uniformados y armados con armas de origen israelí tipo Tavor (X95) en la versión de 9 milímetros. Marruecos negó haber adquirido las armas de Israel. Algunos informes dijeron que las armas habían sido compradas a empresas ucranianas que las fabricaban bajo licencia, pero Ucrania negó estar involucrada en el acuerdo. En cualquier caso, Ucrania no produce esa versión específica del Tavor.

¡Tú haces el periodismo libre!


Su generosidad nos permite avanzar en nuestra misión y trabajar hacia un futuro mejor para todos. 

Nuestra campaña se centra en promover la justicia, la paz y los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Creemos firmemente en la importancia de comprender el origen y la complejidad de este conflicto para poder abordarlo de manera efectiva y trabajar hacia una solución que respete los derechos y la dignidad de todas las partes involucradas.

Tu generosidad y apoyo son esenciales para nuestro trabajo. Con tu ayuda, podemos amplificar nuestras voces, concienciar sobre la situación en el Sáhara Occidental, proporcionar asistencia humanitaria a quienes la necesitan y abogar por una resolución pacífica y justa del conflicto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS